Todos los posts

Blog La Patada de TresCuartista

En un mundo controlado por la corrección política, hacía falta un indómito reducto donde se tratasen ciertos temas sin pelos en la lengua. Bienvenidos a “La Patada”, un espacio de opinión donde, semanalmente, os traeré mi más despiadada crítica sobre los aspectos más polémicos que sucedan, tanto dentro como fuera del césped.

Las noches de Champions nos dejan varias cosas a analizar.
Analizamos lo que nos han dejado las 5 jornadas de Liga disputadas hasta la fecha
Análisis de los cruces de Champions de los equipos españoles
La primera jornada de fútbol ha dejado resultados más que sorprendentes.
Guía de la nueva temporada de La Liga Santander. Análisis de 10 equipos.
La vuelta de Zidane al Real Madrid no ha sido lo esperado. El técnico francés tiene muchos fuegos que apagar.
Pues parece que ya es un hecho. El mundo UEFA se ha congregado para decirnos que han parido una nueva revolución. Y no hay derecho a réplica. Así pues, toca afrontar lo que viene y sopesar qué cosas buenas nos puede dejar.
La UEFA Nations League sirvió como toma de contacto. Una pseudocompetición con más o menos interés, pero con rivales reales. No se cumplió al nivel que se esperaba, así que toca dar un paso adelante.
Ha sido complicado elegir de qué hablar esta semana en el blog. Había muchos temas que tocar, como que la feliZidane haya vuelto a aparecerse en forma de partido lamentable del Madrid que gana 2-0 sin sufrir. También se podría hablar de Leo Messi, ese ser para el que a uno se le acaban los adjetivos. Pero hay un tema que se debe tocar. Porque es necesario. Porque hay que contextualizar.
Muchos nombres han sonado durante estos días tras la eliminación europea del Madrid. Seguro que nadie pensaba que el cambio fuera a ser tan rápido y radical. Pero así ha sido. Hay nuevo entrenador en el banquillo del Bernabéu. Y parece que ha venido para quedarse.
Dos cambios de entrenador, polémicas internas en el vestuario y una política de fichajes nefasta durante el verano que, en invierno, no mejoró en absoluto. El curso deportivo del Madrid iba encaminado a un desastre, pero la realidad ha superado a la ficción.
Cuando creíamos que según quiénes no podían ser más patéticos, de repente, la Copa del Rey de baloncesto nos ha brindado una nueva oportunidad para ver la de tonterías que dice la gente por puro bufandismo.
Si hace 1 mes era el Real Madrid el que echaba balones fuera quejándose del VAR para no tener que hacer frente a la crisis de fútbol que atravesaban, hoy son los vecinos de enfrente los que prefieren quejarse del estamento arbitral por los malos resultados.
Llega un punto en el que te acostumbras a lo que tienes, ni te planteas si es digno o justo. Simplemente lo tienes, y estás tan acostumbrado que no te planteas otras posibilidades. Pero las hay. Y con el periodismo deportivo en este país, no está pasando. Nos hemos acostumbrado. No puede ser…
Lo visto la noche del martes en Mestalla no ha dejado indiferente a nadie, aunque lo peor ha sido que la parcialidad de los colores de la bufanda han impregnado todas las opiniones. Toca intentar verlo desde un prisma algo más imparcial.
El Valencia de este año es el mismo que el del año pasado, que no se engañe nadie. Mismos jugadores, mismo entrenador, misma filosofía. Pero hay dos problemas principales que han hecho que el rendimiento sea diametralmente opuesto.
La polémica del VAR en el Santiago Bernabéu ha servido para esconder la realidad. La derrota por 0-2 frente a la Real Sociedad ha dejado tocado al club blanco.
El lunes a medio día se sorteaban los Octavos de Final de la UCL y nos dejaban unos cruces muy interesantes. Vamos a echarle un ojo más de cerca a cada enfrentamiento.
Nos prometieron avances, nos prometieron justicia, nos prometieron menos errores. Lo que tenemos sigue siendo la misma polémica que antes, pero encima ahora es más injusto todavía, porque tenemos pruebas inmediatas de los errores.
Las peleas entre ultras argentinos impidieron que se disputase la final de la Libertadores cuándo y dónde tocaba. Ahora, la trasladan a Madrid para este mismo sábado y no parece que sea una gran idea