La evolución táctica de los equipos italianos en Champions League

La segunda jornada de UCL ha dejado resultados diversos para los cuatro clubes de Serie A que disputan la máxima competición por clubes del continente. La Juventus ganó en un choque cómodo contra un flojo Bayer Leverkusen, el Napoli solo pudo empatar a 0 en casa del Genk desaprovechando varias ocasiones claras, a Atalanta le remontó el Shakthar en su primer partido en San Siro a pesar de realizar buenos minutos de fútbol y, por último, el Inter sucumbió en el Camp Nou contra el Barcelona a pesar de realizar una hora de fútbol de alta calidad. Solo una victoria pero, a pesar de ello, sensaciones muy positivas.

 5d960b7451b43_1570114420.jpeg

En primer lugar, el que mejor parado sale de esta fecha es la Juve de Sarri. Sus apuestas para hacer evolucionar a los ‘bianconeri’ están funcionando: Higuaín ha sido recuperado, Pjanic comanda el juego con una facilidad asombrosa y además ha ganado a un Bernardeschi en posición de ‘trequartista’ que puede ser letal. Contra los alemanes no hubo partido, desde el inicio se mostraron muy superiores y la presión arriba pronto sirvió para abrir el marcador en la primera parte. Hubo ocasiones para golear pero Cristiano no estuvo del todo fino. Las acciones generadas gracias a los balones verticales del ‘regista’ bosnio, los ataques por banda de Cuadrado (otra apuesta del preparador napolitano que funciona) y la visión de juego de Dybala, en el tiempo que tuvo, hizo que la ‘Signora’ arrasará en el terreno de juego. El 3-0 final se quedó corto.

El mismo martes arrancaba la jornada la Atalanta de Bergamo debutando en San Siro. Más de veinticinco mil personas realizaron el éxodo a la capital de la Lombardía para seguir la fábula de un equipo pequeño entre los grandes. Seguramente la experiencia cuenta en esta competición y la falta de ésta en los últimos minutos contra el Shakthar acabó costando la derrota. Y eso que hubo tramos en los que ‘la máquina de Gasperini’ recordó a la que el año pasado acabó cuarta en Serie A y llegó a la final de Coppa Italia. Hubo un buen tanto de Duvan Zapata y analizando globalmente el encuentro fueron protagonistas pero, a veces eso no basta. Respecto a Zagreb (donde perdieron 4-0) la personalidad y el crecimiento fue notable, se luchó y se demostró porqué han llegado a esta Champions, sin embargo hay que competir hasta el final para ganar en Europa.

5d960bb843a2c_1570114488.jpg

Ya en la jornada del miércoles el Napoli viajaba a Genk para hacer buena la victoria contra el Liverpool la primera jornada. La tensión generada era la óptima y elecciones de Ancelotti lógicas: fue titular Milik en punta que llegaba bien fresco tras no jugar en el campeonato. No obstante todo parecía presagiar una victoria cómoda, el delantero polaco no tuvo su día fallando hasta tres ocasiones claras. Esto acabó creando ansiedad a los ‘partenopei’ que no fueron capaces de anotar a pesar del dominio y de la entrada en el campo de Mertens y Llorente. La sensación era que este año el bloqueo se había disipado pero nada más lejos de la realidad. Fue un empate negativo a pesar de haber merecido ganar, aunque eso sí, lo preocupante hubiese sido haber sido dominados por los belgas. Los del sur de Italia siguen demostrando que es un club que crea buen juego y que sigue creciendo pero también que tienen ser más cínicos para llevarse este tipo de choques. 

Por último, un óptimo Inter dejo una muy buena imagen en casa del Barça. Derrota al final tras un golazo de Suarez con previa acción estrepitosa de Leo Messi. Antes, en la primera parte, tuvieron contra las cuerdas a los catalanes. Fue la noche europea para consagrar a un Lautaro goleador que ya es determinante, para demostrar la fuerza grupal de los ‘soldados de Conte’. Un equipo que lucha unido, se muestra compacto y que seguramente no mereció perder en Barcelona. El preparador ‘nerazurri’ creó una tela de araña que los Busquets, De Jong, Arthur y compañía no supieron romper hasta bien avanzada la segunda mitad. Solo la magia de ‘The Best’ logró llevar a la primera derrota de la temporada de un proyecto ganador y que, a pesar del golpe recibido sale con la cabeza alta del Camp Nou. Este equipo compite y nadie tiene ninguna duda que el trágico final no les condicionará para Derbi D’Italia del domingo contra la Juve.

En Italia sólo se habla del Inter - Juve. Mario Gago ha escrito sobre el partido, puedes leerlo aquí

En resumen, resultados más negativos que positivos pero con sensaciones buenas en casi todos ellos. Queda el mal sabor de un Napoli que a pesar de tener múltiples armas en ataque vuelve a pecar de la falta de gol, algo que ya ocurrió la temporada pasada y le acabó costando la clasificación a octavos de final. Esperemos que este año Ancelotti logré reactivar el mejor ataque del campeonato italiano a tiempo.