¿Quién dijo que la Serie A era aburrida?

La liga italiana es aburrida. Juegan al 1-0 y hay muchos empates a cero. No hay quien vea un partido del Calcio. Los italianos son buenos pero unos cerdos, reparten estopa, meten un gol y solo saben defender perdiendo tiempo y encerrándose atrás. Los que pasamos nuestra niñez en los 90 crecimos escuchando estas frases sobre el fútbol italiano y su liga.

5d6e1c3b3e11c_1567497275.jpeg

Pero ¿es realmente aburrido el fútbol transalpino? ¿Solo se preocupan de defender? ¿Se pueden ganar cuatro mundiales dedicándose solo a pegar? La respuesta a todas esas palabras es obvia: no. Ni ahora ni antes. Es cierto que el fútbol italiano y su liga han pasado una década lejos del máximo nivel, sobre todo desde que la azzurra ganara su cuarto mundial en 2006. Se dice pronto: cuatro campeonatos del mundo.

Desde entonces, es cierto que el dominio de la Juventus es insultante para sus rivales y malo para el Calcio. Recordemos que en los 80 y en los 90 la italiana era la mejor liga del mundo, donde estaban los mejores futbolistas; Baresi, Maldini, Weah, Van Basten, Roberto Baggio, Ronaldo, Maradona, Platini, Del Piero, Matthaus, Pirlo, Rui Costa, Boban, Gullit, Dennis Bergkamp, y otros astros que hacían del Calcio la mejor liga de entonces.

Pero tras unos años de zozobra, los clubes italianos vuelven a dejarse ver por las eliminatorias finales de las competiciones europeas. La propia Juventus ha jugado dos finales y la Roma una semifinal de Champions League en los últimos cinco años. Es cierto que aún queda que los clubs de Milán, el Inter y el Milan, recuperen su presencia y vuelvan a lo que fueron. 

5d6e1cf6da41e_1567497462.png

De momento, el Inter ha vuelto a la Champions y ha armado un buen equipo con fichajes como los de Godín, Lukaku o Alexis Sánchez que le han dado un salto de calidad considerable a su plantilla. Y, aunque nunca ha sido cierto del todo, ya no podemos decir que en Italia solo se juega a defender. Sin perder el rigor táctico, hoy en día el fútbol transalpino ofrece también espectáculo ofensivo.

La llegada de futbolistas como Alves, los citados fichajes del Inter de Milán, el de Le Ligt y, sobre todo, el de Cristiano Ronaldo, han vuelto a poner a la Serie A en el escaparate. Pero, más allá de nombres, lo que hace que se rompan los estereotipos son los partidos como el del pasado sábado. El Juventus – Napoles es el mejor partido que se puede ver ahora mismo en Italia. El campeón de las ocho últimas ligas contra el subcampeón de las últimas dos. Y el resultado fue un 4-3 en un partido trepidante, lleno de emoción, goles, remontadas y buen fútbol de ataque. Quien disfrutara del choque del sábado, ¿puede decir que la Serie A es aburrida?