Una Juventus no apta para cardíacos

El primer gran partido de Serie A nos ha traído un gran espectáculo: siete goles, una gran remontada del Napoli y un final trágico para el conjunto de Ancelotti. Minutos de juego muy buenos de una Juve que tiene ya claros los nuevos conceptos de juego. Anotó Higuaín (otra vez contra su ex-equipo), también Cristiano Ronaldo mientras en el otro lado se estreno Hirving Lozano en una gran segunda parte del mexicano. Un bonito encuentro para matar el mito, otra vez más, de que el campeonato italiano es aburrido. 

5d6c32dbe8ca9_1567371995.jpg

La rivalidad Juventus-Napoli tiene algo de especial en Italia, en el sur del país siempre quieren demostrar que también son importantes. Revelarse contra el norte ‘rico’ y ‘prepotente’ que mira por encima del hombro a las regiones que se sitúan desde Roma para abajo. Una diferencia social que se puede ver en cada clásico entre ‘bianconeri’ y ‘partenopei’ en las gradas de los estadios. Y así fue una vez más, llegó el 3-0 en el minuto 64 y empezaron a llegar los insultos hacia los napolitanos:  “lavaos con jabón… Napoli no es Italia…” además se empezó a entonar la famosísima canción en dialecto “O surdato ‘nnamurato” a modo de burla. Esto, junto con los errores de los locales a balón parado, activó a los ‘azzurri’ que lograron anotar tres tantos en apenas 15 minutos. De 3-0 a 3-3. Ya no cantaba nadie en el Stadium.

En ese momento parecía que el dios del fútbol quiso mandar una señal a la Juve: aunque seas muy superior hay que mantenerse humildes con el balón en juego, no vale relajarse. Sin embargo, en los instantes finales la fortuna hizo justicia con lo visto en el campo en la globalidad del partido. Un autogol realizado por el mejor defensa de su máximo rival en el minuto 92 resultó definitivo. Una tragedia para Koulibaly que hace dos años anotó de cabeza un tanto histórico para la victoria de los del sur de Italia en el Stadium, un tanto que hizo soñar con el Scudetto que acabó esfumándose en el último suspiro.  

Pero dejando de un lado la épica y esas intrahistorias que tienen los grandes encuentros de fútbol, hay que subrayar el dominio total de la Juventus durante los primeros 60 minutos. Sarri logró desmontar todos los malos augurios que había en torno al inicio de temporada: Cristiano e Higuaín no funcionarán juntos, Maurizio no se hará respetar, demasiados jugadores en la plantilla… Pero a la hora de la verdad, en la segunda jornada los ‘bianconeri’ arrollaron al segundo clasificado de los últimos años controlando el juego y dominando con ocasiones. La diferencia entre ambas plantillas se antoja aún bastante grande aunque la temporada es larga y la lesión de Chiellini puede ser un factor diferencial para que veamos un campeonato competido entre los dos contendientes en el Stadium y ¿también el Inter? Esperemos que lo visto en Juve-Napoli sea solo un ‘trailer’ de la Serie A 2019-2020.